Ejercicios que permiten medir la inteligencia de un niño

La prueba de inteligencia es la estimación del funcionamiento intelectual actual de un estudiante, mediante la realización de varias tareas diseñadas para evaluar diferentes tipos de razonamiento. El cociente de inteligencia (CI) de un estudiante, se mide típicamente mediante pruebas estandarizadas sujetas a normas.

La inteligencia implica la capacidad de cada persona para pensar, resolver problemas, analizar situaciones y comprender los valores, costumbres y normas sociales.

Existen dos formas principales de inteligencia que están involucradas en la mayoría de las evaluaciones:

  • La inteligencia verbal es la capacidad de comprender y resolver problemas basados ​​en el lenguaje.
  • La inteligencia no verbal es la capacidad de comprender y resolver problemas visuales y espaciales.

Por otro lado, la inteligencia a veces se denomina cociente de inteligencia (CI), funcionamiento cognitivo, capacidad intelectual, aptitud, habilidades de pensamiento y capacidad general.

¿Por qué las pruebas de inteligencia son importantes para los estudiantes con dificultades de aprendizaje?

Las pruebas de inteligencia se realizan para comprender mejor qué tan bien se puede esperar que se desempeñe un niño y para evaluar las necesidades de un estudiante.

En la mayoría de los casos, las regulaciones estatales de educación especial exigen pruebas de inteligencia para confirmar o descartar la presencia de discapacidades mentales. Además, se busca establecer el coeficiente intelectual con el fin de diagnosticar una discapacidad de aprendizaje.

Dependiendo del tipo de prueba de inteligencia administrada, se puede obtener información importante sobre cómo los estudiantes abordan la resolución de problemas.

Asimismo, las pruebas de inteligencia, correctamente interpretadas, ayudan a los educadores a desarrollar estrategias educativas y de instrucción, especialmente diseñadas para el desarrollo del plan educativo.

Tipos de pruebas de inteligencia

pruebas de inteligenciaLas pruebas de CI son una forma muy conocida de evaluación. Comparan los niveles de habilidad "normales" entre los estudiantes individuales de la misma edad. Las pruebas de inteligencia, también llamadas instrumentos, se publican de varias formas:

Las pruebas de inteligencia grupal

prueba de inteligencia grupalGeneralmente consisten en un cuadernillo de prueba en papel y hojas de calificación escaneadas. Las pruebas de rendimiento grupal, que evalúan áreas académicas, a veces incluyen una medida cognitiva. Pero por lo general, las pruebas grupales no se recomiendan con el propósito de identificar a un niño con una discapacidad.

En algunos casos, sin embargo, pueden ser útiles como medida previa de evaluación, para considerar si se necesitan más pruebas. También pueden proporcionar buena información de antecedentes sobre el historial académico de un niño.

Las pruebas de inteligencia individuales

prueba de inteligencia individualEste tipo de pruebas pueden incluir varios tipos de tareas y libros de prueba de caballete usados para señalar respuestas. También se incluyen tareas similares a rompecabezas, juegos y sesiones de preguntas y respuestas. Algunas tareas están cronometradas.

La escala de inteligencia de Wechsler para niños (WISC) y la escala de inteligencia de Stanford Binet, anteriormente conocida como prueba de Binet-Simon, son ejemplos de pruebas de inteligencia individualizadas. La prueba WISC incluye preguntas basadas en el lenguaje, símbolos y desempeño, mientras que la prueba Stanford-Binet ayuda a diagnosticar a los estudiantes con discapacidades cognitivas.

Las pruebas computarizadas

prueba computarizadaEstas pruebas están cada vez más disponibles, pero como ocurre con todas las anteriores, los examinadores deben considerar las necesidades del niño antes de elegir este formato.

En esta prueba se resuelve una serie de preguntas estandarizadas y cronometradas, presentadas mediante una plataforma digital.

Las pruebas de inteligencia no verbal

inteligencia no verbalLos ejemplos de este tipo son la Prueba completa de inteligencia no verbal (CTONI) y la Prueba de inteligencia no verbal universal, Segunda edición (UNIT2). Ambas se utilizan para evaluar a los estudiantes que tienen problemas de procesamiento del lenguaje o aquellos con un dominio limitado del inglés.

En estas pruebas, las tareas están diseñadas para distinguir la inteligencia verbal de la evaluación de las habilidades de razonamiento de un niño y para aislar y evaluar las habilidades de aprendizaje visual de un estudiante.

Observaciones

Finalmente, recuerde que se debe considerar las necesidades del niño antes de aplicar alguno de estos tipos de prueba de coeficiente intelectual. Algunas veces basta con una prueba estándar, pero en otras ocasiones se requiere una evaluación personalizada.

Además tenga en cuenta que el coeficiente intelectual se trata de un indicador que no desmerece en absoluto las capacidades y potenciales de los niños. Por ello su aplicación debe estar acompañada del riguroso análisis de un especialista.