Diferencia entre vómito y regurgitación en bebés

La regurgitación es una manifestación corporal normal en muchos bebés. Pero es posible que muchos padres y madres se preocupen y confundan esto con algo peor. Para evitar estar en alarma constante, es necesario saber la diferencia entre el vómito y la regurgitación en bebés.

Conozca qué causa las regurgitaciones en su bebé, que puede hacer al respecto y cuándo podría indicar un problema más grave.

¿Qué causa la regurgitación?

causas de la regurgitacion en bebesLa regurgitación o reflujo es muy común en los bebés y es característico de los primeros tres meses de vida. Durante ese tiempo muchos bebés experimentan que su alimentación, principalmente la leche, regresa desde su estómago hacia el esófago. Esta condición es llamada reflujo gastroesofágico, reflujo infantil o reflujo ácido infantil.

Por lo general, el esfínter esofágico inferior, que es un músculo entre el esófago y el estómago, mantiene en su lugar el contenido del estómago. Pero es justamente este órgano, el que se encuentra en desarrollo en los bebés, por eso, mientras tanto, la regurgitación será una constante en su hijo.

¿Cuál es la diferencia entre regurgitar y vomitar?

diferencia entre regurgitacion y vomito del bebeRegurgitar es un reflejo involuntario, muy particular, que los bebés suelen sacar por la boca, usualmente casi al instante después de la alimentación. Incluso puede ir acompañado de un eructo, ya que es parte del proceso de digestión. Pero aunque parezca algo incómodo, no lo es en absoluto para el bebé, ya que una vez que ha soltado el fluido, siente un gran alivio.

Del otro lado está el vómito, que ocurre cuando el flujo que sale por la boca es contundente y abundante. Además, el vómito no se da por sí solo, por lo general implica una infección estomacal que va acompañada de fiebre y malestar. La frecuencia de los episodios de vómito suele ser de entre 30 y 45 minutos. Además, puede ser que el bebé vomite cuando no acaba de tomar alimento alguno. En este caso es importante darle atención médica al bebé ya que el vómito constante puede causar deshidratación.

¿Mi bebé dejará de tener regurgitaciones?

cuando dejara de regurgitar mi bebeLa regurgitación es un proceso normal, propio de la digestión del bebé en plena formación. Su sistema digestivo está en desarrollo, por ello su respuesta suele ser algo lenta, sobre todo en los primeros meses.

Pero una vez que empiece a crecer y pueda incluir otros alimentos en su dieta, notará que los procesos digestivos mejoran y va desapareciendo la regurgitación. Se ha establecido que la mayoría de los bebés dejan de regurgitar a los 12 meses, cuando su alimentación es mucho más variada.

¿Qué puede hacer para reducir las regurgitaciones?

que hacer para reducir regurgitaciones en bebesEntendemos que pueda preocuparse que su bebé regurgite con frecuencia. Aunque esto no sea un grave problema, considere estos consejos para reducir la regurgitación en su bebé.

  • Mantenga a su bebé erguido
  • Mientras alimenta a su bebé, debe mantenerlo en una posición erguida y estable para mejorar su digestión
  • Permita que su bebé descanse después de alimentarlo
  • Después de comer el bebé debe permanecer en reposo durante unos minutos. Evite hacer movimientos bruscos o jugar de inmediato con su bebé.
  • Evite la sobrealimentación.
  • Procure alimentar a su bebé en cantidades más pequeñas y con más frecuencia. Su estómago es más pequeño, por lo tanto le caerá mejor distribuir las proporciones.
  • Tómese el tiempo para hacer eructar a su bebé.
  • Los eructos durante y después de cada comida pueden ser de gran ayuda para evitar que se acumule aire en el estómago de su bebé. Puede ayudarlo dándole unas palmaditas suaves en la espalda.
  • Haga dormir boca arriba a su bebé
  • Esto puede servir para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). No se recomienda colocar a un bebé boca abajo, para evitar que regurgite y no pueda expulsar los fluidos.
  • Realicé algunos cambios en la dieta del bebé
  • Dependiendo del mes de su bebé y si aún sigue lactando, puede empezar a incluir otros alimentos en su dieta. Consulte con su pediatra para saber qué alimentos son los mejores y cómo puede implementarlos.

¿La regurgitación puede afectar el crecimiento de mi bebé?

La regurgitación es un episodio normal que no interfiere con el bienestar de un bebé. Lo que debe tener en cuenta es que mientras su bebé parezca cómodo, esté bien alimentado y lleve un peso acorde a su etapa, hay pocos motivos por los que deba preocuparse.

Asimismo, no sobreestime la cantidad que su bebé escupe en cada regurgitación. Considere el cuadro en general, tenga en cuenta el momento en que sucede y otros indicios para establecer la diferencia entre un episodio normal y otro en el que pueda tratarse de un síntoma grave.

¿Es posible que regurgitar sea una señal de un problema para mi bebé?

Si bien la regurgitación por sí misma no es indicio de una enfermedad. Hay algunos signos y síntomas que sí pueden indicar algo más grave. En esos casos debe comunicarse con su pediatra.

  • No aumenta de peso.
  • Escupe con fuerza.
  • Expulsa un líquido verde o amarillo.
  • Escupe sangre o un líquido color café.
  • Inapetencia.
  • Realiza deposiciones con sangre.
  • Tiene dificultad para respirar.
  • Comienza a regurgitar a los 6 meses o más.
  • Llora constantemente y está más irritable de lo normal.
  • Desgano excesivo.
  • Orina con menor frecuencia.

Cómo ve, la diferencia entre el vómito y la regurgitación en bebés es bastante clara. Tome en cuenta estas indicaciones para mantener la calma y darle comodidad a su bebé en el proceso de digestión. Por otro lado, consulte a su médico si lo considera necesario y quiere aclarar algunas dudas.