¿Cuáles son las principales causas del sobrepeso?

El sobrepeso y la obesidad es la acumulación excesiva de grasa que es perjudicial para la salud. Para ello existe el IMC (Índice de Masa Corporal) que ayuda a verificar si el peso y talla de una persona es directamente proporcional, o si la persona tiene sobrepeso.

Muchas dudas y mitos existen sobre por qué una persona logra subir de peso, incluso sobrepasando el que debería ser normal, según su talla. Sin embargo, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha identificado dos claras causas del sobrepeso y obesidad en las personas.

Comencemos por el primero, identificado por la propia OMS, y es “aumento de ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa”, lo que genera dicha acumulación excesiva, que señalábamos al principio de este artículo, provocando el sobrepeso u obesidad en las propias personas.

Sin embargo, el hecho de que un alimento contenga alto contenido calórico no es el principal problema, ya que el ser humano, a través de ejercicio es capaz de reducir dichas calorías y es aquí donde entra a tallar la segunda causa identificada por la Organización Mundial de la Salud.

“Descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte, y la creciente urbanización”, es la segunda gran causa de obesidad y sobrepeso en las personas según la OMS.

Actualmente vivimos en una sociedad en donde es más fácil tomar un autobús para llegar a una dirección, por más cercana que esté, dejando de lado completamente la actividad física que nuestro cuerpo nos pide a gritos. Además, y como señala la OMS, gracias a las nuevas tecnologías de información, nuevas formas de trabajo han surgido, las cuales no requieren esfuerzo u actividad física, agravando más el problema.

En resumen, estos dos grandes problemas generan que una persona sufra de obesidad y sobrepeso, más allá de causas genéticas que no hemos tocado en este artículo. Es por ello que se recomienda mantener una vida con actividad física.

Esto no significa que intentes ser un atleta de la noche a la mañana, sino que adecúes tu actividad diaria con actividad física que te permita reducir las calorías a diario. Además, recuerda que en todo momento puedes consultar a tu médico de preferencia a través de la telemedicina, que cada vez está ayudando a más personas a llevar una vida sana y saludable, ya que son los expertos en salud, las únicas personas que podrán ayudarte en este aspecto.