¿Cómo la telemedicina permite a los hospitales aumentar su capacidad de atenciones médicas?

El éxito que ha tenido la telemedicina en el Perú es innegable. Tan solo en el año 2020, se lograron realizar más de 14 millones de consultas a distancia, mientras que en el presente año este número continúa aumentando, por lo que nos sugiere que los pacientes están satisfechos con los beneficios que la telemedicina les ofrece.

Sin embargo, este crecimiento también ha demostrado que los centros de salud pueden dar abasto a gran cantidad de atenciones médicas, sin la necesidad de invertir en más personal. ¿Qué quiere decir esto? Que la telemedicina permite que los centros médicos puedan atender a un número más amplio de pacientes, a diferencia de si estas mismas consultas se hubieran llevado de forma presencial.

A continuación, conoce por qué los centros de salud en el Perú, pueden dar abasto a gran cantidad de atenciones a distancia con un menor esfuerzo, evitando los sobrecostos y velando siempre por la calidad de la consulta.

1. Atenciones presenciales Vs. Atenciones a distancia:

Atenciones médicas presenciales vs Atenciones médicas virutales

Para poder entender el potencial de las atenciones a distancia, es necesario realizar una comparación con las atenciones presenciales. De esta manera, podremos ver cómo es que la telemedicina permite que más personas sean atendidas, sin la necesidad de invertir más dinero y tiempo en dichas consultas.

  • Las consultas a distancia son más rápidas:

Lo que frecuentemente sucedía en las consultas presenciales es que el médico debía esperar a que el paciente llegue hasta el consultorio. En esa espera, el médico se centraba en atender únicamente al paciente, por lo que, si era necesario para otro tipo de atención, el médico no estaba disponible. Con la telemedicina esto no sucede.

Las esperas quedan absolutamente eliminadas, y es que, si el sistema comprende que el paciente no accederá a su consulta en línea, automáticamente el médico quedará disponible para otros pacientes que requieran una atención médica.

Además, si se compara el tiempo que el paciente toma en salir de su hogar hasta llegar al hospital o centro de salud, podemos ver una gran diferencia en el tiempo que el paciente se toma para abrir la aplicación del sistema de telemedicina que brinde el hospital y posteriormente se conecte con el centro médico.

Cabe resaltar que estas consultas a distancia poseen la característica de tener una menor duración, pero esto no implica que las consultas sean de baja calidad o menos personalizadas. Por lo contrario, los dispositivos de telemedicina permiten que la experiencia en la consulta sea tan similar a las consultas de forma presencial.

  • Monitorea de forma remota a más pacientes:

En la actualidad se han desarrollado diversos dispositivos médicos que permiten que un médico pueda monitorear de forma remota a una gran cantidad de pacientes, por lo que los centros médicos podrán ofrecer el servicio a más pacientes sin poner en riesgo la calidad de dicho monitoreo.

Esto es posible ya que estos dispositivos inteligentes de monitoreo brindar alertas a los proveedores de salud si es que el paciente tiene un cambio significativo en sus signos vitales, por lo que la atención del paciente no se centrará en un paciente, sino en un grupo el cual estará en constante monitoreo por un profesional de la salud.

Este monitoreo además garantiza que, ante un cambio repentino en el paciente, la central médica pueda enviar a profesionales de la salud al domicilio del paciente para que le puedan brindar una atención presencial de forma más detallada y en base a sus necesidades.

  • Amplia los horarios de atención con la telemedicina

La telemedicina le permite que los centros de salud no se limiten a un horario específico, sino que a través de las consultas médicas a distancia el paciente podrá tener acceso a una consulta médica de calidad. El hecho de aumentar los horarios o volverlos más flexibles, permite que más personas puedan acceder al servicio sin ningún tipo de impedimento.

Sumado a ello los pacientes que requieran ser atendidos durante la noche o madrugada, no deberán preocuparse por encontrar al especialista en el centro médico, sino que podrán consultar de manera automática, a través de las diversas plataformas, si es que el médico está disponible y de ser así llevar a cabo la consulta a distancia.

Además, el hecho de ampliar el horario de atención no significa sobrecargar al personal médico, ya que este personal solo estará disponible si es que el paciente lo requiere. De esta manera, el trabajo de los médicos se vuelve más eficiente, aprovechando al máximo los recursos en momentos específicos.

  • La telemedicina te permite tener un historial clínico digital más ordenado y con mayor detalle:

Quizá alguna ves usted ha ido al centro de salud donde usualmente acude y ha tenido el problema que su historia clínica no se encuentra disponible o se encuentra fraccionada debido a que ha recibido la atención de diferentes médicos.

Este problema, en las plataformas de telemedicina, queda absolutamente eliminado. Las plataformas de telemedicina son capaces de almacenar toda la información del paciente, con los exámenes que se hayan realizado en la consulta a distancia e incluso sin importar si es que usted ha recibido atención médica por diferentes profesionales de la salud.

El hecho de tener toda la información más ordenada, le permitirá tener una consulta más rápida y sin menos trabas en el camino. El paciente solo necesitará conectarse, y el sistema junto con el médico se encargarán de guiarlo en dicha consulta.

Estos cuatro puntos que hemos detallado, permiten que las consultas médicas a distancia puedan brindarse a un número mayor de pacientes, manteniendo la calidad de atención y brindando mayor comodidad a las personas. Es por este, y otros motivos, que la telemedicina continúa siendo adoptada por diversos centros médicos en el país.

Te podrían interesar los siguientes temas:

¿La telemedicina ha llegado para quedarse en el Perú?

La telemedicina y las enfermedades cardiovasculares

¿Una videollamada o una completa consulta médica a distancia con exámenes físicos?