¿Cómo la Telemedicina ayuda a los centros de salud durante la pandemia en el Perú?

En otros artículos hemos explicado de qué manera la telemedicina ha tomado mayor fuerza en este último año con la llegada de la COVID-19. Sin embargo, el interés que se generó por esta nueva forma de ofrecer atención médica, no solo surgió en los pacientes, sino también en los hospitales, centros de salud o clínicas, que vieron a la telemedicina como una alternativa frente al alza de contagios por coronavirus.

Además, el interés por parte de los hospitales, clínicas y centros de salud surgió gracias a que la telemedicina les ofrece a los médicos (quienes están en la primera línea de defensa al estar en contacto directo con los pacientes), la posibilidad de evitar dicho contacto y realizar una atención médica completa a distancia.

Esto permitió, en primer lugar, cuidar la salud de los profesionales de la salud ya que al reducir el contacto con los pacientes de COVID-19, disminuyó significativamente el riesgo a contagiarse. En segundo lugar, los hospitales comprendieron que es posible llevar a cabo consultas médicas de calidad a distancia, algo que antes de la pandemia no era muy frecuente.

Todo esto nos remite a la pregunta inicial del artículo: ¿De qué manera la telemedicina ha ayudado a los centros de salud durante la pandemia en el Perú? A continuación, conoce qué puntos han sido solventados por esta nueva forma de ofrecer atención médica.

  1. Disminuir las atenciones presenciales:

La telemedicina disminuye las atenciones presenciales

Antes de la implementación de la telemedicina en los centros de salud, para recibir una atención médica era necesario que el paciente se acerque al hospital o clínica y el médico le brinde un diagnóstico. ¿Qué sucede con esto? Que el paciente se expone y a la vez pone en peligro a las personas en el lugar (incluyendo a los propios profesionales de la salud).

Además, gran número de pacientes con la COVID-19 (en caso de no desarrollar complicaciones) pueden seguir un tratamiento desde la comodidad de su hogar. La telemedicina ha permitido que los hospitales reduzcan sus atenciones presenciales, dejando únicamente las que son altamente necesarias. De esta manera, el médico y el paciente pueden estar seguros y confiados en que se llevará a cabo una atención médica de calidad.

  1. Monitorear a pacientes con la COVID-19, las 24/7

La telemedicina permite monitorear a pacientes con covid

Este punto está estrechamente ligado con el anterior, ya que si bien los hospitales ahora pueden determinar cuán necesario es que el paciente se mantenga en su hogar o acuda al centro de salud ¿Qué le garantiza al paciente que recibirá una atención de calidad en su hogar? La respuesta es que la telemedicina, en los últimos años, ha desarrollado la tecnología necesaria para que las consultas médicas a distancia sean tan similares a las consultas en línea.

De esta manera, un médico estará informado en todo momento sobre el estado actual del paciente, teniendo una reacción más rápida en caso el paciente desarrolle un cuadro inesperado.

  1. Maximizar los recursos en las atenciones presenciales:

La telemedicina maximiza los recursos de los centros de salud

Las personas al ser enviadas a su hogar, por parte del hospital, en donde recibirán una atención personalizada de forma remota, les permiten a los centros de salud concentrar al máximo sus recursos en las atenciones presenciales. Por ejemplo, antes del “boom” de la telemedicina, lo que usualmente pasaba es que los recursos del hospital se veían limitados a pacientes que requerían una atención presencial y a pacientes que no eran tan necesario.

Este panorama solo generaba que los hospitales se saturen y finalmente colapsen. Con la telemedicina esto no ocurre, ya que, si bien las personas reciben una atención personalizada desde su hogar, este tipo de atención se lleva a cabo a través de equipos médicos diseñados para ser usados de forma remota, permitiéndole al hospital hacer uso de sus equipos en las atenciones presenciales.

  1. Evitar los contagios, protegiendo a los pacientes y médicos

La telemedicina evita los contagios de los pacientes

Como indicamos en el punto número 1, la telemedicina permite que los pacientes y médicos no estén en contacto. ¿Qué significa esto? Que el médico no tendrá la necesidad de medirle la temperatura o su saturación de oxígeno en la sangre, por ejemplo, al paciente, sino que éste último le envía toda la información al médico, evitando así el contacto directo y por ende un posible contagio.

Además, los pacientes para llegar al hospital realizan un trayecto que en ocasiones es largo y en otras más cortas. En este trayecto, el paciente puede contagiar o contraer la COVID-19 exponiendo su vida y la de las personas que lo rodean, algo totalmente innecesario cuando en la actualidad existen los equipos adecuados para llevar a cabo una atención médica a distancia.

  1. Implicar a los pacientes con la telemedicina

La telemedicina implica a los pacientes a utilizarla

Está claro que, si bien la telemedicina ha tenido su auge en la pandemia, las atenciones a distancia han llegado para quedarse y qué mejor manera de hacer que los pacientes se sientan cercano a este tipo de atenciones que implementando este servicio a los planes del hospital.

De esta manera las personas se sentirán más familiarizadas con la telemedicina, erradicando por completo el miedo que existe (lo cual es normal) al realizar una consulta médica a distancia, ya que estas mismas personas serán capaces de ver que las teleconsultas son posibles gracias a equipos médicos desarrollados específicamente para telemedicina.

¿Por qué es tan importante que las personas se sientan familiarizadas? Porque el mundo en el que vivimos nos exige adecuar las nuevas tecnologías (como por ejemplo estos equipos médicos para telemedicina) a nuestra vida diaria, ya que esto en un futuro no tan lejano será parte de nuestro día a día, y así como en Estados Unidos o Europa, la telemedicina es un tema muy frecuente, también lo será en el Perú gracias a los miles de beneficios y posibilidades que la telemedicina les brinda a los pacientes.

Estos cinco puntos son clave para comprender cuán necesaria es la telemedicina en estas épocas (y en las próximas) y qué importante es familiarizarnos con un tipo de atención médica que pronto será parte del día a día de los hospitales y médicos que velan por la salud del paciente.

Otros temas que te podrían interesar:

El futuro de la telemedicina en el Perú

Consultas de dermatología a través de la telemedicina

¿Cómo los dispositivos médicos para telemedicina, pueden ayudar al diagnóstico?

La Telemedicina en los viajes