5 barreras para el acceso a la atención médica y cómo la telemedicina puede ayudar

La tecnología de telemedicina está ayudando a brindar un mejor acceso a la atención médica y aliviando la brecha en la atención médica entre las poblaciones del mundo, desde las personas mayores hasta los residentes rurales. Descubra cómo la telemedicina se muestra prometedora para algunos de los mayores desafíos para el acceso equitativo a la atención médica.

1. Barreras de transporte para el acceso a la atención médica:

Para comprender este punto, veamos la situación en Estados Unidos, en donde cada año, 3.6 millones de estadounidenses no reciben atención médica debido a problemas de transporte y el 4 por ciento de los niños estadounidenses faltan a una cita médica por la misma razón.

El transporte se cita como la tercera barrera más común para el acceso a la atención médica. Los obstáculos comunes relacionados con el transporte incluyen viajes de larga distancia, falta de un vehículo, costos e infraestructura inadecuada.

Si bien las mejoras en el transporte público, como los viajes compartidos, el acceso mejorado a los autobuses y los carriles para bicicletas, pueden ayudar moderadamente en las comunidades urbanas o suburbanas, es posible que no sean posibles o no estén disponibles en muchas comunidades rurales.

¿Cómo puede ayudar la Telemedicina?

La mejor forma de comprenderlo es bajo la siguiente frase “La telemedicina llega a ti”. La telemedicina puede cerrar la brecha de la disparidad en el transporte al brindar servicios de atención médica virtuales directamente al paciente, en el hogar, la escuela o el trabajo.

Los quioscos de telemedicina, que recién comienzan a desplegarse, también podrían brindar atención accesible más conveniente en lugares como farmacias locales, aeropuertos y universidades, lo que podría aliviar la carga de transporte de los pacientes hacia y desde la clínica.

2. Barreras geográficas al acceso a la atención médica

No es un misterio que los residentes rurales reciben atención médica de menor calidad y tienen peores resultados en varios puntajes en comparación con los habitantes urbanos y suburbanos.

La escasez de médicos, la pobreza, un mayor número de personas sin seguro y las largas distancias de viaje se suman a las principales discrepancias en la igualdad de la atención médica entre las zonas urbanas y rurales de Perú y el mundo y plantean un desafío para el sistema nacional de salud que debe abordarse.

¿Cómo puede ayudar la Telemedicina?

La telemedicina no depende de la ubicación. Disponible en comunidades urbanas y rurales por igual, la telemedicina puede aliviar algunas de las cargas de encontrar la atención adecuada a una distancia razonable del hogar o del trabajo.

Más allá de las consultas telefónicas o por video en el hogar, los servicios de telemedicina apoyan los sistemas de salud rurales al brindar acceso remoto a especialistas que utilizan redes de banda ancha, imágenes de alta resolución y dispositivos móviles.

En Estados Unidos, los servicios de telemedicina disponibles para las comunidades rurales incluyen administración de atención crónica, atención de emergencia, monitoreo en el hogar, UCI, atención a largo plazo, terapia y asesoramiento en línea, servicios de telefarmacia, servicios de interpretación y facilitación de la comunicación entre el paciente y el proveedor.

3. Personas sin seguro y acceso a la atención médica

A partir de 2017, más de 27 millones de personas que no son personas de la tercera edad no tenían seguro en Estados Unidos. Incluso bajo la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, la gente cita el alto costo del seguro como el mayor obstáculo para obtener cobertura.

Además, uno de cada cinco adultos sin seguro se quedó sin la atención médica necesaria debido al costo en 2017, incluida la atención preventiva para enfermedades crónicas y problemas de salud importantes.

¿Cómo puede ayudar la Telemedicina?

Los servicios de telemedicina no requieren seguro. Muchas de las plataformas de telemedicina directas al consumidor más grandes ofrecen visitas de telemedicina sin costo adicional para los no asegurados.

Los precios por el servicio de Telemedicina o consulta médica online varían en el Perú. En algunos casos puede llegar a costar desde 50 soles, hasta 200 soles en una especialidad como hematología.

Si bien sigue siendo caro para quienes intentan llegar a fin de mes, cuando se enfrentan a una necesidad médica urgente, la atención de telemedicina puede ser más barata que posponer el tratamiento o dirigirse a la sala de emergencias.

4. Largas esperas y acceso a la atención médica

Un estudio reciente mostró que 24 días era el tiempo promedio de espera para programar una cita con el médico en 15 de las ciudades más grandes. Mire los datos rurales y los tiempos de espera pueden ser aún mayores.

La escasez de médicos y el envejecimiento de los boomers son en gran parte los culpables de las largas esperas. Pero posponer la atención médica puede ser devastador para la salud del paciente y, en última instancia, generar costos más altos en el futuro, por lo que es fundamental encontrar formas de acceder a una atención asequible de manera oportuna.

¿Cómo puede ayudar la Telemedicina?

La telemedicina es oportuna. La atención de telemedicina se puede proporcionar a pedido en tiempo relativamente real para que los pacientes no tengan que esperar tanto tiempo para recibir la atención necesaria.

La demora en recibir el tratamiento necesario puede afectar negativamente la salud a través de complicaciones, angustia emocional y una mayor necesidad de hospitalizaciones, al tiempo que aumenta el costo de la atención.

Brindar acceso inmediato a una consulta con un médico o enfermero practicante puede significar la diferencia entre una factura de telemedicina de $ 40 y cientos de dólares gastados en la sala de emergencias.

5. Acceso a la atención médica para las personas mayores y con problemas de movilidad

Para las personas mayores o las personas con problemas de movilidad, ir y volver de las citas con el médico puede ser estresante, llevar mucho tiempo y, en última instancia, ser tan laborioso que los pacientes se olvidan de programar o asistir a las citas necesarias.

¿Cómo puede ayudar la Telemedicina?

La telemedicina facilita el seguimiento de la salud. Además de las consultas de telemedicina en el hogar, las herramientas de monitoreo remoto de pacientes brindan a los pacientes ancianos y con problemas de movilidad acceso a atención preventiva o de manejo de enfermedades crónicas sin la necesidad de citas continuas en persona.

Desde medir el nivel de azúcar en la sangre hasta monitorear el peso, la frecuencia cardíaca o la presión arterial, los dispositivos de monitoreo remoto de pacientes pueden rastrear marcadores de salud esenciales en tiempo real y alertar a los equipos de atención de anomalías.

Esta tecnología fomenta la vida independiente de una manera no invasiva y alivia la carga de transporte para las citas de chequeo de rutina.